Con estas altas temperaturas es importante proteger tu jardín de la ola de calor. No solo somos nosotros o nuestros animales a los cuales tenemos que proteger, sino también la vegetación de nuestro jardín.

La hidratación es un factor determinante para asegurar la durabilidad de nuestras plantas. Si es relevante para los seres humanos, por qué no por los espacios verdes? Con altas temperaturas es relevante recordar este truco básico: asegurar el riego e incluso ampliar su periodicidad.

Consejos para mantener el jardín

Ojalá, poder evitar estas altas temperaturas que afectan en el territorio. Pero el que sí tenemos en nuestras manos es seguir un conjunto de medidas para aflojar el máximo los efectos a nuestro jardín y/o plantas.

  • Buena hidratación: es crucial aumentar la frecuencia del riego y asegurarnos que las raíces absorban agua. En huertos también se puede instalar algún sistema que genere humedad ambiental.
  • Cubrir las plantas con telas: para evitar el contacto directo con la luz solar. Algunas de ellas tienen mucha sensibilidad a las altas exposiciones y provoca quemaduras a las hojas. También se pueden juntar algunas plantas y así se protegerán entre ellas de los rayos solares.
  • Controlar que no haya plagas de hongos, ácaros o pulgones que actúen con calor.

¡Recuerda! Cada planta tiene un tipo de necesidad de cantidad de agua, periodicidad o el tipo de riego que los puede favorecer

Estamos en riesgo de incendios forestales

Con estas altas temperaturas se ha decretado el Plan Alfa 3 con riesgo extremo de incendios forestales. Ya son 1.500 hectáreas las que queman el Pont de Vilomara. Es importante seguir los consejos de autoprotección ante incendios forestales.