Tras el invierno, el césped despierta definitivamente de la parada vegetativa y, con ello, despiertan también sus necesidades nutricionales. Es ahora durante la primavera el mejor momento para poner a punto el césped de nuestro jardín.

Escarificación y aireación

Una de las primeras tareas es la escarificación y la aireacdión del césped. Con la escarificación conseguimos extraer la capa superficial y compacta formada por tierra, restos de raíces y hojas que han ido acumulándose y que impiden la libre circulación de agua, nutrientes i aire.

Mientras que la aireación consiste en pinchar el césped con maquinaria específica para solucionar la compactación y oxigenar el suelo en profundidad.

escarificació      airejadora

Abonos

Es importante también abonar en esta época del año, utilizando siempre abonos de larga duración porque permaneceran activos en la tierra durante más tiempo. También es aconsejable aplicar un recebo, es decir, una aportación de materia orgánica y arena que va muy bien para mejorar la textura de la tierra. Si el césped presenta un deteriodo en ciertas áreas o está poco denso, aprovecha para realizar una resiembra y no te olvides de poner en marcha la instalación de riego.

adob

Todas estas tareas son muy beneficosas para el césped y se deberían hacer sistemáticamente cada año y que mejor que dejarse asesorar por profesionales del sector. Si quieres saber más, nos lo puedes consultar.